DIBUJANDO DEL NATURAL EN LA ESCUELA LUJÁN PÉREZ (4). Resumen de 13 sesiones

El año pasado estuve dibujando del natural en la Escuela Luján Pérez.

En total fueron 13 sesiones, 13 viernes de enero a abril de 2016. Antes de contar mi reciente experiencia dibujando en Studio 37, comparto estos collages, que resumen unas 20 horas de dibujo del natural, con distintas modelos y distintas técnicas. olvidos, materiales, distracciones, modelos, expectativas, compañeros,… tantas cosas influyen en el dibujo, que esta es mi manera de revisar mi proceso y mis diferentes resultados en 73 dibujos realizados en 13 sesiones a lo largo de 4 meses:

160108_collage

160115_collage

160122_collage

160205_collage

160212_collage

160219_collage

160226_collage

160304_collage

160311_collage

160318_collage

160401_collage

160408_collage

160422_collage

Dibujando del natural en la Escuela Luján Pérez (3). Hábito.

Mi tercera sesión en la Escuela Luján Pérez ya comenzaba a crear hábito.

Para esa ocasión llevé papeles de mayor tamaño, 65 x 50 cm, pasteles y carboncillos, aunque también mi bloc de apuntes para hacer de cada pose un dibujo previo, como en ocasiones anteriores. Estos fueron mis dibujos:

Dibujo 1 - 22-01
Dibujo 1 tinta
Pastel 1 - 22-01
Pose 2 – Pastel
Dibujo 2 - 22-01
Dibujo 2 – Tinta
Pastel 2 - 22-01
Pose 2 – carboncillo
Dibujo 3 - 22-01
Dibujo 3 – Tinta
Pastel 3 - 22-01
Pose 3 – Pastel

Dibujando del natural en la Escuela Luján Pérez (1)

Dibujo del Natural. Escuela Luján Pérez

Dicen que cuando ocurre algo por primera vez es una casualidad, la segunda es una coincidencia, la tercera se convierte en hábito y a la cuarta es una (buena o mala) costumbre.

Así que yo he empezado el año persiguiendo una costumbre: dibujar del natural.

Ya hace unos años, un antiguo colega de mis tiempos del cómic, y hoy pintor, Antonio Cerpa, me informó de las sesiones de Dibujo del natural los viernes por la tarde en la Escuela Luján Pérez.

La Escuela Luján Pérez ha formado parte de la cultura y la educación artística canarias desde 1918, pronto cumplirá los 100 años, y hace más de una década que yo también recibí allí cursos de grabado y de dibujo dentro de mi nada formal educación artística, de la que quizás alguna vez me atreva a escribir.

Pese a saber de ello, el cansancio de los viernes, compromisos familiares y mil excusas impidieron hasta ahora que me animase a ir. Formaba parte de mis propósitos, deseos e ilusiones para el nuevo año, así que el pasado viernes 8 me presenté allí.

Y llegué tarde. Y mal: sólo llevé una libreta algo más grande que las que uso habitualmente, unas plumas y pinceles de agua, así que, como la modelo estaba descansando, me puse a dibujar el local:

Escuela Luján Pérez. Caballetes.

Comenzada la última sesión, de apenas 20 minutos, decidí hacer diversos dibujos de la modelo desde distintos lugares, moviéndome alrededor, intentando no molestar a mis compañeros:

Desnudo 01. Escuela Luján  Pérez

Luego cambié de posición y de color a otra pluma más azul:

Desnudo 02. Escuela Luján Pérez

Como la pluma azul se me acabó (¡ah… mi poca previsión!) terminé peleándome con otra pluma negra que no me ayudó nada:

Desnudo 03. Escuela Luján Pérez

Aún así, terminé razonablemente satisfecho con la experiencia y decidí pasar de la casualidad a la coincidencia. Pero esa es otra historia…

(Continuará)

Un metro cuadrado de acuarelas

Un metro cuadrado de acuarelas
Acuarelas de Lanzarote

Apenas un metro cuadrado ocupan las acuarelas que he pintado en julio en Lanzarote. No puedo decir que yo pinte por metros, quizás por milímetros.

Durante esos días visité en la Villa de Teguise la exposición de Juan Bonilla “Azules y volcanes”. Y temía hacerlo, pero el último día fui: metros y metros de acrílicos en colores, olas, arenas y volcanes. Y aún decía el pintor que quedaron cosas por mostrar…

Me quedé desinflado. Nunca conseguiré llenar paredes como aquellas, pensé. Mi modesta exposición de diciembre de 2010 me pareció aún más pequeña, casi de relojería.

Pinté estos días. Y seguiré pintando. Todo es aprendizaje. Quizás algún día las superficies se abran y los colores que pongo inunden metros y metros.

Entretanto, sigo aprendiendo. Aquí muestro mis pequeñas obras. Si pulsan en ellas podrán verlas mejor:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.